LA REFORMA LABORAL


La Reforma Laboral firmada por los sindicatos CC.OO. y UGT. por el gobierno del PsoE, y por la gran patronal, es un hecho irreversible. Intentarán convencernos y justificarla como maravillosa, necesaria, flexible e ineludible, pero lamentablemente el hachazo ya está dado.
El propio Zapatero, y como “regalo” por su visita a España, se lo ha mostrado triunfante a la canciller alemana Ángela Merkel.
Cuando este gobierno antiobrero (por más que se esfuercen en decir lo contrario), la derecha, la gran patronal y la banca, no paran de dirigir elogios y piropos a los sindicatos, algo falla, algo están haciendo de manera incorrecta.
Gerardo Díaz Ferrán, ex presidente de la CEOE y nefasto empresario, propuso trabajar más y ganar menos como receta “anticrisis”, recibiendo el varapalo de todos los sindicatos y de algunos partidos de izquierdas. Estos últimos siguen opinando que el acuerdo es un grave recorte para la clase trabajadora, aunque no son de la misma opinión los sindicatos que lo han firmado.
Tristemente el ex presidente Díaz Ferrán se ha salido con la suya, al igual que los bancos, quienes aplauden la reforma que, dicen, dará estabilidad al sistema (capitalista por supuesto) y les hará aumentar sus beneficios a través de pensiones privadas. No tenemos más que oír las declaraciones de lo$ grande$ patrone$ banquero$.
No nos engañemos, estos mismos insaciables en breve tiempo volverán a exigirnos más.
Eso si, a quien no dará estabilidad la reforma será a multitud de trabajadores y trabajadoras que ante la precariedad y temporalidad laboral actual les resultará inalcanzable la jubilación a los 65 años. Difícil será que empiecen a trabajar a los 26 años, utópico que no lo hagan con contratos basura y fantasioso que sea con empleo fijo. Y por si no fuera suficiente, el periodo de cotización se amplía, razón por lo que el recorte será mayor. Ese problema no lo van a tener ni Botín ni Francisco González con jubilaciones supermillonarios que sobrepasan los 20 y los 70 millones de euros respectivamente. ni Zapatero, después de lo visto con los dos jefes de gobierno anteriores, Felipe González y Aznar. Los mercados, como ahora se dice, tienen nombre y apellido como podemos ver.
Con esta reforma laboral se ha dado de lleno en la línea de flotación de clase trabajadora y del movimiento sindical. Habrá que tomar buena nota de quienes lo hacen y en nombre de que.
Yo desde luego me siento muy triste y por lo que escucho, son muchos y muchas compañeros y compañeras que piensan igual. Esta vez no aplaudimos el acuerdo.
Me viene a la memoria la frase de Marcelino Camacho: “Ni nos domaron, ni nos domesticaron ni nos van a doblegar……”

Fdo. Javier López Simón.

Sobre IU Miranda de Ebro

Web oficial de la agrupacion local de IU Miranda de Ebro, por una alternativa que supere el régimen del 78.
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

1 comentarios :

  1. Pues no debe ser suficiente porque la tenebrosa primera ministra de Alemania nos dice que aún es poco y que hay que ajustar más, a los trabajadores claro.
    Será sinvergüenza.
    Tengo entendido que a Zapatero se le caía las bragas, perdón, la baba.

    ResponderEliminar