POR UNA CONSTITUCION DEMOCRÁTICA

Acto de rebeldía el protagonizado por Cayo Lara junto a Joan Joseph Nuet y Caridad García al acudir al Parlamento este 6 de Diciembre para explicar su no participación en el acto institucional organizado por la Cámara Baja.
Una fecha emblemática para una democracia nacida con fisuras que lejos de ir cicatrizando ha ido abriéndose a golpe de mercado.

Una Constitución para un país no solo debería suponer una Carta Magna donde se determinen los derechos que han de guiar la convivencia pacífica y una política que promueva el estado de bienestar de las personas que ampara. Supone también un amplio abanico de obligaciones y responsabilidades que la ciudadanía debe asumir en un marco de igualdad y justicia.
Los gobiernos no pueden mantenerse ajenos al cumplimiento de acuerdos internacionales que suscriben en la defensa de los Derechos Humanos, sino que han de hacer todos los esfuerzos nacionales y de cooperación internacional para garantizar su finalidad, velar por la justicia y la libertad de todas las personas sin discriminación ni condición alguna.
Estos acuerdos han de reflejarse en nuestra Constitución como condición previa de un Estado Democrático.
Pero ahí no ha de quedar la cosa. El paso siguiente es que la sociedad se vea reflejada en ella. La ciudadanía se tiene que sentir protagonista de su desarrollo, tiene que participar de la vida política y social para que sea efectiva. No es cuestión de elegir una representación cada 4 años en unas urnas y que no se establezca una interrelación posterior, porque si eso sucede se rompe una cadena que no permite que la democracia de un país crezca y avance.
Ya es hora de levantarse, de dejar de ser meros espectadores. La clase trabajadora ha ido ganando con sangre, sudor y lágrimas cada uno de sus derechos y no puede permitir un retroceso porque eso supone condenar a nuestros descendientes a una vida mucho más injusta. Y lo triste es hacerlo con una Constitución que se proclama democrática.
Rebelión, rebelión, rebelión. Dejemos la sumisión y la resignación para los púlpitos y apostemos por un proyecto político que suponga una alternativa a este feudalismo tecnificado que trata de domesticarnos y arrancar nuestros derechos básicos y universales. Con Izquierda Unida, es posible.

Charo Diez Sierra.
6 diciembre 2011

Sobre IU Miranda de Ebro

Web oficial de la agrupacion local de IU Miranda de Ebro, por una alternativa que supere el régimen del 78.
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario