A VUELTAS CON EL PLAN REINDUS.


El Gobierno del PP está realizando una política de “patada palante” sin importarle lo que se lleva por delante. A los recortes, les llamen como les llamen, en sanidad, educación, servicios sociales... se añade el anuncio de prolongar la vida de Garoña y de excluir de los proyectos Reindus a la zona de influencia de la central de Garoña.
La decisión del Gobierno sobre el Plan Reindus, de que “no tendrá continuidad la convocatoria de Garoña dado que la prolongación de la vida de la central aconseja que en 2012 no se realice” encierra varias decisiones muy graves para la zona de influencia de Garoña, y por supuesto para Miranda. Por un lado nos dicen que Garoña seguirá funcionando, y por otro condenan a toda la zona a menos desarrollo y más paro.

Durante años, hemos oído argumentar al PP que la decisión del cierre de una central nuclear no debe ser política sino técnica; ahora nos demuestran que teníamos razón, es una decisión política. La diferencia es que IU apuesta por las energías renovables frente a la energía nuclear y el PP ha enmascarado siempre con escusas su firme apoyo a la energía nuclear en detrimento de las renovables. Pero ahora se han quitado la careta, suprimiendo las ayudas a las energías renovables y decidiendo ampliar la Central Nuclear de Santa María de Garoña antes de que la empresa Nuclenor lo solicite, y por supuesto antes de que el Consejo de Seguridad Nuclear emita el correspondiente informe. Un informe que nos imaginamos responderá a la decisión tomada de antemano por el Gobierno del PP.

 También durante años IU, junto a grupos ecologistas y sindicatos, hemos reclamado un plan de desarrollo económico para la zona de influencia de Garoña; sin obtener más respuesta por los distintos gobiernos del PP y PSOE que un insuficiente Plan Reindus, que el Partito Popular decide cargarse a la primera de cambio. Era muy fácil hablar y hacer demagogia sobre los puestos de trabajo que iban a crear; pero los hechos demuestran que si quieren mantener Garoña no es por los puestos de trabajo, sino por su apuesta por una energía peligrosa y cara, y por defender los intereses del lobby nuclear. 

Una vez conocida la noticia sobre el Plan Reindus, se han multiplicado las declaraciones de todo tipo, la mayoría mostrando su rechazo y preocupación ante esta decisión del Gobierno; pero otras tan sorprendentes como las del Presidente de la FAE de Miranda, Ginés Clemente, entendiendo que “acabado el problema del cierre de Garoña, no me parece mal que las ayudas a la zona queden sujetas a la línea general”. El problema de Garoña no ha acabado, mientras siga abierta, y el problema económico de la zona se agudiza sin que den ninguna salida.

 Nos parecen inexplicables e irresponsables las declaraciones de la Diputada del Partido Popular, Sandra Moneo que pasa de decir el día 4 de abril que la continuidad del Plan Garoña es incuestionable a, una vez conocido el anuncio del Gobierno, entender y justificar la decisión del Ministerio de no incluir la zona de Garoña en los Planes de Reindustrialización, y en los últimos días a anunciar que los parlamentarios del PP de la provincia, incluida ella, van a tratar de negociar una enmienda con el Ministerio, en un intento de quedar bien con todo el mundo: con su partido y con quienes les votaron para que defendieran los intereses de esta provincia. Pero no se puede nadar y guardar la ropa. El PP de Burgos, ha demostrado reiteradamente que defiende no los intereses de las personas que viven en esta zona, sino los intereses de la empresa Nuclenor. 

La decisión del Gobierno del Partido Popular es un ataque al presente y futuro de la zona de influencia de la Central, de las personas que vivimos en su entorno, un freno a su desarrollo económico, social y ambiental. 

Fdo. CP.Izquierda Unida Miranda

Sobre IU Miranda de Ebro

Web oficial de la agrupacion local de IU Miranda de Ebro, por una alternativa que supere el régimen del 78.
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario