IZQUIERDA UNIDA MIRANDA REIVINDICA LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

Gallardón, tildado de progresista entre las filas de los populares, muestra la verdadera cara de un gobierno conservador que nunca ha dejado de abrazarse a la moral católica dogmática y discriminatoria para, esta vez, atentar de nuevo contra los derechos de las mujeres.
El ministro de justicia pretende eliminar la malformación del feto como supuesto en el que se puede realizar una interrupción voluntaria del embarazo. Y vista la trayectoria de este gobierno a la hora de aprobar medidas de forma unilateral hemos de prepararnos para lo peor.
Estamos ante un ataque a los derechos reproductivos, por tanto, a los derechos de la mujer que, al igual que los derechos humanos, son inalienables y no están sujetos a discriminación por género, edad o raza.


La propuesta del ministro supone negarle a la mujer el derecho a ser dueña de sí misma y su cuerpo; en definitiva, a ser libre, recordándonos que el patriarcado se refuerza con el PP en el parlamento condicionando a la mujer a la hora de dirigir su propia vida.
De esta forma desoye las recomendaciones de colectivos feministas, organizaciones sociales, partidos políticos y de organismos internacionales especializados en esta materia.
Tanto UNICEF como la OMS, desde hace años han tratado los derechos reproductivos y concretamente la interrupción voluntaria del embarazo, elaborando guías para asesorar a gobiernos, ministerios y profesionales de la sanidad.
La OMS,en su guía “Aborto sin riesgos: guía técnica y de políticas para sistemas de salud” de 2003 (actualizada en 2012) advierte de la importancia de la prestación de este servicio y la defensa de los derechos sexuales y reproductivos. Incluye recomendaciones clínicas para su aplicación, prestación y ampliación de servicios, así como justificaciones de salud pública, económicas y de derechos humanos.
Dichos organismos nos facilitan datos alarmantes relacionados con la privación o reducción del derecho a la interrupción del embarazo. En el mundo se practican 22 millones de abortos inseguros al año que causan la muerte a cerca de 47000 mujeres y discapacidades a 5 millones más. El 98 % en países en vías de desarrollo.
Diversas entidades humanitarias, ONG, miembros de la OMS y UNICEF, coinciden en que la condición jurídica del aborto surte muy poco efecto en la decisión de la mujer de buscar servicios para practicarlo. Esto implica que, a más restricciones, no se practicarán menos abortos, sino que las mujeres asumirán más riesgos para poder realizarlo, poniendo en grave peligro su salud.
Este no es el primer ataque del PP a las políticas de género. Hace unos meses Gallardón denunció la “violencia de género estructural” contra las mujeres por el mero hecho del embarazo, razón por la cual ésta se veía abocada al aborto. La demagogia de este gobierno fue más allá suprimiendo con la reforma laboral los incentivos para contratos de reincorporación de las mujeres tras el permiso por maternidad (deducciones de 1200 euros anuales para el contratante durante 4 años)
Por otro lado debemos resaltar que no le corresponde tomar decisiones unilaterales en esta materia ni a Gallardón, ni a las agrupaciones próvida y la iglesia, cuyas presiones forman parte de este macabro proyecto. La justicia ha de ser guiada por aquellas organizaciones médicas y de derechos humanos profesionales que están más preparadas al haber estudiado y profundizado en las implicaciones humanas y médicas a la hora de aplicar un marco regulatorio al aborto.
Desde Izquierda Unida queremos asumir este derecho reproductivo y fundamental, así como promover su aplicación tal y como merece y exige la mujer. A tal efecto nos manifestaremos y denunciaremos la injerencia de los ultraconservadores y la iglesia en la legislación.

Sobre IU Miranda de Ebro

Web oficial de la agrupacion local de IU Miranda de Ebro, por una alternativa que supere el régimen del 78.
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario