COMUNICADO DE PRENSA. IZQUIERDA UNIDA.

De oportunista consideramos desde Izquierda Unida la actuación del Partido Popular con las recientes declaraciones vertidas por su presidenta comarcal en las que plantea la utilización del colegio Cervantes para la creación de la Casa de las Asociaciones.
El Partido Popular manifiesta con ello una actitud desaprensiva a todas luces dado el delicado momento en que se pronuncian, al pretender “querer cobrar la herencia antes de enterrar al muerto”, y porque traslada ideas programáticas realizadas en las pasadas elecciones por IU y PSOE al cartel populista que pretenden atribuirse como promotores de la propuesta.
Pero más allá de este carácter emprendedor para lavar la mala imagen de su partido, que han ganado a golpe de decretazos, recortes y reformas, nos preocupa el fondo de la actuación que plantean. Y es que, “sumar un cambio en el concepto del asociacionismo” tal y como señalan en sus declaraciones, encubre la idea de que todas las asociaciones no tienen la misma consideración para el Partido Popular. Tampoco aportan con ello concreción alguna, pero dejan entrever que no permitirían la utilización de unas instalaciones públicas a cualquier asociación que lo solicite, lo cual deja lugar a muchas dudas sobre los intereses que el PP quiere defender.
Claro que, con la propuesta de cobrar alquiler a aquellas organizaciones que puedan costeárselo, resuelven a la vez el problema económico que supone tener abierta la instalación y apartar de paso a las asociaciones que pudieran presentar una situación económica más precaria, aunque éstas últimas determinen una gran labor social.


Por otra parte, resulta inaudito que habiendo decidido “echar las llaves” al Colegio Cervantes aludiendo problemas de seguridad y accesibilidad, responsabilidad que solo puede atribuirse a su gobierno, pretendan hacer creer a la población mirandesa que solo con unos “arreglillos” estaría disponible. Es curioso que el Partido Popular nunca reclamara esa necesidad durante estos años y permitiera que niños y niñas se expusieran a riesgos innecesarios al no abordar las reformas necesarias para su adecuación, responsabilidad que solo puede atribuírseles a ellos porque, recordemos, las obras de infraestructuras corresponden a la Junta de Castilla y León y estas reformas no son simples obras de mantenimiento que competen al Consistorio.

De paso trasladan el mantenimiento del centro al Ayuntamiento y ahorran los costes que les hubiera supuesto continuar con su funcionamiento como centro escolar, colgándose la medalla de abrir uno nuevo, demanda que jamás han reclamado desde el PP, aún estando los centros desbordados de alumnado.
Respecto a la consideración que hacen de ser un “lugar idóneo por la céntrica ubicación” parece un despropósito, considerando que aquellas familias que precisamente viven en el centro de la ciudad y hoy habilitan este centro, tendrán que desplazarse, gracias a sus decisiones, con toda probabilidad a pie con sus menores hasta las nuevas instalaciones en las inmediaciones del Emiliano Bajo. Resulta irónico.
Han pretendido hacer con el tema del Colegio de Cervantes toda una obra de picaresca. Nosotros, al igual que Don Quijote en la novela que le da nombre, seguiremos luchando contra esos molinos, que en este caso, sí son reales.










Sobre IU Miranda de Ebro

Web oficial de la agrupacion local de IU Miranda de Ebro, por una alternativa que supere el régimen del 78.
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario