MOCIÓN DE IZQUIERDA UNIDA SOBRE LA LOMCE EN EL PLENO DEL DIA 10 DE SEPTIEMBRE

Con los votos de IU y el PSOE la moción que presentamos fue aprobada. El PP no solo votó en contra sino que ni se digno a intervir en defensa de "su" Ley. Esa es la preocupación del PP de Miranda sobre la Educación Pública

Izquierda Unida hemos presentado para su aprobación en Pleno en el Ayuntamiento, la siguiente MOCIÓN sobre el Proyecto de Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE).
AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MIRANDA DE EBRO

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
La educación de nuestro país ha mejorado notablemente en la etapa democrática, si bien es evidente que tiene aspectos importantes que corregir. El principal reto que debería afrontar la educación en nuestro país es lograr el éxito escolar de todo el alumnado en la educación obligatoria, lo que supondría aumentar en calidad y equidad nuestro sistema educativo.
El Gobierno del Partido Popular, en lugar de adoptar medidas para mejorar el sistema educativo, impone recortes (5.212 millones de euros desde la llegada al Gobierno del PP), que ahondan en el deterioro de la educación pública; y al mismo tiempo presenta una reforma de la Ley Orgánica de Educación ( L.O.E.) en contra de toda la comunidad educativa.
El pasado 17 de mayo, el Consejo de Ministros aprobó la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), que ahora se encuentra en su tramitación parlamentaria.
Este proyecto de Ley sirve de máscara para justificar los recortes y el desmantelamiento de la educación pública, imponiendo un modelo educativo ideológico que nos lleva de vuelta a un sistema del pasado, anterior a la Ley General de Educación de 1970 . Por eso, gran parte de la comunidad educativa y amplios sectores sociales, se oponen tanto a su letra como a su espíritu y han ofrecido suficientes razones al Ministro Wert para que retire este proyecto de reforma educativa. Entre otras razones destacamos las siguientes:
Es un proyecto de ley sin base científica pedagógica seria y contrastada.
Es un proyecto de ley impuesto, sin debate ni consenso previo, realizado a espaldas a la comunidad educativa.
Tiene un marcado enfoque mercantilista. Concibe la Educación no como un derecho fundamental, que debe ser garantizado por los poderes públicos, sino como “un bien” particular que deberá estar especialmente al servicio del sistema productivo.
Es una reforma profundamente privatizadora. Incluye a las empresas como parte del Sistema Educativo. Permite crear centros privados con recursos públicos. Suprime la obligación de las Administraciones de garantizar plazas públicas suficientes. Permite la financiación externa de patrocinadores.
Es segregadora. Rompe el actual tronco común en la escolaridad básica y obligatoria, desviando y segregando al alumnado con mayores dificultades.
Es una ley recentralizadora y controladora del curriculum. Elimina la autonomía pedagógica de los centros y muestra una clara desconfianza en la capacidad profesional del profesorado. Menosprecia la diversidad lingüística y cultural de las Comunidades Autónomas.
Devalúa la Formación Profesional, aplicando un modelo de Formación Profesional dual, sabiendo que las posibilidades de formación en el empleo dependen de la oferta laboral que, en nuestro país es prácticamente inexistente.
Potencia el adoctrinamiento católico en la Escuela. Tras eliminar la Educación para la Ciudadanía, aduciendo que dicha materia adoctrina ideológicamente, sigue manteniendo el auténtico adoctrinamiento ideológico de la Religión y la financiación de los centros católicos.
Introduce en el sistema educativo la competitividad darwinista, estableciendo pruebas externas, para ofrecer una clasificación de centros educativos según sus resultados en rankings públicos, y concediendo incentivos a los centros no en función de las necesidades del alumnado, sino según su puesto en el ranking.
Convierte la educación en una carrera de obstáculos. El modelo de evaluación pivota sobre la profusión de pruebas individualizadas externas.
Es una reforma profundamente antidemocrática. Suprime competencias de la Comunidad Educativa en la gestión de los centros, y opta por una Dirección unipersonal nombrada por la Administración. El Consejo Escolar, órgano representativo de la comunidad escolar, queda relegado a funciones meramente consultivas, quedando las familias excluidas de la gestión educativa de sus hijos e hijas.
Es una reforma sexista. Permite la enseñanza separada por sexos, asegurando la financiación pública a los centros que la practican.
Es una ley que quiebra los principios de igualdad, mérito y capacidad en la selección del profesorado en la educación pública, introduciendo la posibilidad de contratar profesorado bilingüe o plurilingüe al margen de los procedimientos normativos establecidos.
En definitiva, este proyecto de ley supone un ataque sin precedentes al sistema público educativo, que nuestra sociedad ha logrado para garantizar la calidad, la equidad y la cohesión social. .
Desde Izquierda Unida, al igual que la gran mayoría de la comunidad educativa, consideramos que es necesario promover un amplio debate con participación de personas expertas en todos los sectores implicados, para alcanzar un diagnóstico compartido sobre las causas de los principales problemas de nuestro sistema educativo, y plantear medidas efectivas, con recursos suficientes que sirvan para extender y mejorar la educación pública, avanzando hacia un modelo educativo que contribuya a la formación de personas más iguales, más críticas y más creativas.

Por todo lo expuesto, el Grupo Municipal de Izquierda Unida eleva al Pleno esta Moción, proponiendo los siguientes ACUERDOS:

1. Exigir la retirada del Proyecto de Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) hecha a espaldas de la comunidad educativa y de la sociedad.
2. Exigir la dimisión del Ministro José Ignacio Wert, responsable del desmantelamiento del sistema educativo público, del que debería ser su garante y firme defensor.
3. Exigir que el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León, en lugar de recortar en educación, aumenten los presupuestos para la educación pública.
4. Exigir al Gobierno un proceso de debate, para alcanzar realmente un diagnóstico compartido con la comunidad educativa y las representaciones políticas y sociales, sobre la situación real de nuestro sistema educativo público.
5. Dar traslado de la presente Moción al Gobierno de España, a la Junta de Castilla y León, y a los grupos parlamentarios del Congreso de Diputados, del Senado y de las Cortes de Castilla y León.


En Miranda de Ebro, a 28 de Agosto de 2013

Fdo. Concepción Ortega Alonso
Portavoz del Grupo Municipal Izquierda Unida.




Sobre IU Miranda de Ebro

Web oficial de la agrupacion local de IU Miranda de Ebro, por una alternativa que supere el régimen del 78.
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario