PLENO MUNICIPAL 23 DE ENERO INTERVENCIONES GRUPO MUNICIPAL IZQUIERDA UNIDA (II)

Punto nº 10 del orden del día:
Moción de los Grupos Municipales Socialista e Izquierda Unida relativa a la retirada del anteproyecto de Ley Aborto.

No podemos separar el debate sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo, del debate sobre el Derecho a decidir de las mujeres.

En un artículo, Miguel Llorente (Ex-Delegado del Gobierno para la Violencia de Género) recuerda que en el famoso juramento Hipocrático del s. V antes de nuestra era, se hacía jurar al futuro médico sobre la frase "No administraré abortivo a mujer alguna"; ante lo que Llorente se pregunta "¿Qué causa tan poderosa y constante lleva a que una decisión como la interrupción voluntaria del embarazo esté presente a lo largo de toda la historia, y a que la actitud de las sociedades levantadas sobre las referencias masculinas haya sido siempre la misma: obligar a la mujer que "padece" un embarazo no deseado a continuar con él a lo largo de toda su vida? Sí, digo bien, a lo largo de toda su vida, porque un embarazo no deseado no dura 9 meses, sino toda una vida".

Esa es la pregunta que nos tenemos que hacer, para ver el motivo del Anteproyecto de Ley presentado por el Ministro Gallardón y aprobado por el Consejo de Ministros, con Rajoy a la cabeza. La respuesta, a esa pregunta, después de 26 siglos sigue siendo la misma: el control de las mujeres, la negación del derecho a decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo y sobre su vida.

Pero las mujeres históricamente no se han resignado y se han organizado en movimientos feministas, que han tenido como una de sus reivindicaciones más importantes en todo el mundo, el derecho a decidir sobre su maternidad.

En nuestro país, gracias al movimiento feminista se consiguieron algunos avances: Una insuficiente ley de supuestos en 1985 y una mejorable ley de plazos en 2010. Lo normal en cualquier sociedad, sería ir avanzando en derechos, sin embargo en nuestro país nos encontramos con un intento de involución que nos devolverá a la situación anterior a 1985; una vuelta atrás sin precedentes y muy peligrosa.

El Gobierno del PP nos presenta un anteproyecto de Ley bajo un nombre sospechoso "Ley Orgánica de la Protección de la vida del concebido y de la mujer embarazada". Las mujeres no necesitamos protección sino que el Estado asegure y garantice el cumplimiento de nuestros derechos. Utilizan una serie de falacias para hacer verdad sus mentiras y presentar la limitación de los derechos de las mujeres como un avance social, así:

- Intentan confundir a la sociedad con un mensaje que presenta la libertad de las mujeres a decidir sobre su maternidad como una "obligación a abortar".
- Hablan de defender la vida del "concebido" como objetivo, pero en realidad entran en contradicción, al admitir que en los casos de violación se pueda practicar el aborto.
- Dicen que esta ley reducirá el número de abortos, cuando sabemos por la experiencia en este y en otros países, que con medidas restrictivas no disminuye el número de abortos.
- En cuanto a la protección a la mujer, nada más lejos de la realidad; ya que las restricciones provocarán un aumento de abortos clandestinos con la consiguiente humillación y peligro para su salud y su vida, y un aumento del "turismo abortivo Tampoco protege la salud psíquica de las mujeres, obligadas a afrontar un embarazo no deseado.

La Asociación Española de Neuropsiquiatría se ha posicionado respecto a este Anteproyecto de Ley en los siguientes términos:
"Una mujer puede querer abortar por múltiples motivos que no tengan que ver ni con la enfermedad mental, ni con el riesgo psíquico, y que solo a ella conciernen. La mujer que aborta no es una enferma mental. No hay ninguna razón que pueda ligar la enfermedad mental al aborto: se trata de una decisión libre del ámbito de la vida sexual y reproductiva de la mujer.

A lo que añade:

"Por otra parte el supuesto de enfermedad psíquica de las mujeres, con el estigma existente, hace que las mujeres para poder abortar, tengan que ser definidas como enfermas mentales “persistente en el tiempo”, lo que puede hacer que en otra circunstancia vital, por ejemplo en caso de conflicto posterior respecto a la custodia de los hijos, pueda volverse en su contra, cerrando un círculo infernal contra la mujer.

Por otro lado, también nos dicen que hay que incidir en la prevención y en la educación. Algo que desde luego compartimos; pero que nos parece un argumento hipócrita dicho por quienes actualmente tienen responsabilidad tanto en el Gobierno como en la Comunidad Autónoma y no hacen casi nada, por dar esa información y prevención en estos momentos. Llevamos tiempo exigiendo Centros de Planificación Familiar y formación a los y las más jóvenes en nuestra Comunidad, sin resultados.

Este anteproyecto no tiene en cuenta la decisión de las menores entre 16 y 18 años al exigirles acreditar el consentimiento de padres, madres o tutores. ¿Y qué ocurre en situaciones de conflictos graves intra-familiares y/o de violencia e incluso de violación? ¿Cómo resolverá esa situación el PP?

Como he dicho al principio, detrás de esta propuesta hay un intento de cuestionar el derecho a decidir de las mujeres, que lo ha puesto de manifiesto no solamente el Ministro Alberto Ruíz Gallardón, sino también y de forma más dolorosa e injustificable, por tratarse de una mujer, la mirandesa Sandra Moneo, que en su condición de Secretaria de Educación e Igualdad del Partido Popular, afirmó que "el aborto no es un derecho, es una excepción ". A esto hay que decir que el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer ha condenado enérgicamente las leyes que restringen el aborto. También ha afirmado que ese tipo de legislación no impide que las mujeres recurran a abortos ilegales practicados en condiciones peligrosas, y ha calificado las leyes que restringen el aborto, de violación de los derechos a la vida, la salud y la información. (Según consta en el Informe de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 3 de agosto de 2011).

Considera también Sandra Moneo que el aborto se ha convertido en "un método anticonceptivo más". Esta afirmación es un verdadero insulto para las mujeres que han tenido que tomar una decisión tan dolorosa.

Desde IU condenamos las declaraciones de Sandra Moneo que ponen en riesgo la salud de muchas mujeres y les niega su derecho a decidir sobre su maternidad.

Con esta norma el PP nos quiere condenar al ostracismo y a la vergüenza. Nos quieren someter a los dictados de los sectores más involucionistas y más retrógrados de nuestro país, que consideran a la mujer como ciudadana de segunda, necesitada de tutelajes.

Con esta ley el Gobierno considera delito lo que los dirigentes eclesiásticos consideran pecado y, en consecuencia, penalizan a los y las profesionales sanitarios con la cárcel.

Lo que prendemos es dotarnos de una cobertura legal que garantice el derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo dentro del Sistema Público Sanitario, independientemente del nuestro origen y del territorio donde residamos y, por supuesto, sacar el aborto del Código Penal. Esa fue, esa es y esa será nuestra lucha.

Por último me gustaría animar a toda las mujeres que estén en contra de que esta ley sea presentada y aprobada por el Gobierno, a que acudan al "Tren de la Libertad" organizado por colectivos feministas, organizaciones sindicales y partidos políticos, y que estará el Viernes 31 de enero en Valladolid y 1 de febrero en Madrid.

Sobre IU Miranda de Ebro

Web oficial de la agrupacion local de IU Miranda de Ebro, por una alternativa que supere el régimen del 78.
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario