Líderes de IU, Equo y plataformas unitarias apuestan por la confluencia para las generales

"La esperanza es un pueblo unido, sin logos, sin marcas, sin egos". Esa fue la forma en la que se expresó el coordinador de Por Un Mundo Más Justo, Miguel Ángel Vázquez, pero resume el espíritu del acto en pro de la confluencia de las fuerzas de izquierda de cara a las elecciones generales que tuvo lugar este viernes en Madrid, y en el que participaron dirigentes como Alberto Garzón (IU), Beatriz Talegón (exmilitante del PSOE ahora en el colectivo Somos Izquierda), Juan López de Uralde (Equo) o Pablo Soto (Podemos/Ahora Madrid).

El debate, bajo el título ¿Te imaginas todos juntos?, se celebró en el Círculo de Bellas Artes y reunió a varios cientos de personas, además de otras varias decenas que se quedaron fuera por falta de aforo. Los intervinientes fueron moderados por el periodista Javier Gallego –presentador del programa Carne Cruda–, y sus intervenciones siguieron una tónica general: la necesidad de actuar con "generosidad", en palabras de López de Uralde, para conformar una candidatura unitaria que aspire a llegar a la Moncloa.

Unos de los primeros en intervenir fueron los representantes de Valladolid toma la palabra –la candidatura que apoyaron IU y Equo en las municipales–, Zaragoza en Común –que aunó a Podemos, Equo e IU– y Ahora Madrid –apoyados por Podemos y Ganemos Madrid–. Arantza Gracia, concejal de Zaragoza en Común, admitió que la composición de su candidatura tuvo "momentos de tensión", pero hizo hincapié en que la "generosidad" de partidos y organizaciones les permitió llegar al Gobierno municipal.

Precisamente el ejemplo contrario fue el que puso María Sánchez, concejal en el Ayuntamiento de Valladolid, que se mostró contenta de que su formación hubiese logrado entrar al Gobierno de la ciudad junto al PSOE, pero lamentó que la división –Podemos apoyó la lista Sí Se Puede Valladolid– provocase que los socialistas se mantuviesen como segunda fuerza política. "Valladolid toma la palabra nació como una suma de voluntades de gentes muy diversas, combinó todo el bagaje colectivo de organizaciones sociales y políticas, y de gente que ha derribado los muros y piensa que puede intervenir en política", afirmó la edil, que no obstante alertó que el ejemplo de la ciudad "sirve para ver que tenemos que estar unidos de cara a las generales".

"La ley electoral nos castiga gravemente, y si no vamos unidos en Valladolid no tendremos ninguna oportunidad de conseguir representación en las generales", aseguró Sánchez, un argumento que también utilizaron otros ponentes para defender la integración de las fuerzas a la izquierda del PSOE en una única lista. En este sentido, López de Uralde sostuvo que "las estructuras de las organizaciones" y los "egos" tienen que esforzarse por no ser un obstáculo para estos acuerdos.

La generosidad, cuestión de "inteligencia política"

Ese fue el eje de la intervención de Alberto Garzón, que aseguró que todos los partidos deben ser instrumentales y no "un fin en sí mismo". "La generosidad no debe ser sólo una actitud moral, sino también una actitud de inteligencia política", aseveró el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, que planteó que "donde mejor se visualiza la unidad popular es al ir a parar un desahucio". "Ahí, cuando impedimos una injusticia y nos arriesgamos a que nos den una paliza porque sabemos que hay que defender a una familia, a nadie se le pide el carné", señaló Garzón, que arrancó una atronadora ovación del público entre cánticos de "unidad popular".

"No sólo nos jugamos las próximas elecciones, sino las próximas generaciones: está en juego un orden social, y la unidad popular es entender eso", afirmó el dirigente de IU, que aseguró que es necesario aprender la "lección" de las victorias de las candidaturas unitarias en ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza o Santiago de Compostela porque "el adversario sabe que ésta es la oportunidad que tiene para salvarse para los próximos 30 años".

También intervino el secretario de Participación Interna de Podemos, Luis Alegre, que pese a no estar entre los ponentes se encontraba entre el público y fue preguntado por Javier Gallego. Alegre no se salió del discurso que Podemos lleva ofreciendo los últimos meses sobre la confluencia, y afirmó que su partido nació "como una herramienta de acción popular" que puso encima de la mesa la necesidad de confluir para las elecciones municipales.

"Me gustaría que no se pasase por alto que los activistas tendemos a confundir la unidad popular con la de nuestras organizaciones", avisó Alegre, que no obstante, quiso afirmar que Podemos "no es en sí mismo el único espacio de unidad popular: también hay gente fuera". Y es que el nombre del partido liderado por Pablo Iglesias estuvo muy presente en las intervenciones de varios ponentes, que como Beatriz Talegón quisieron resaltar que el acto no era "contra Podemos".

"No estamos contra Pablo, ojalá venga Podemos aquí también", sostuvo la exmilitante del PSOE, que pidió "empezar a sumar" y dejar "de lado" lo que separa a las fuerzas de izquierdas. "Se trata de abrazarnos muy fuerte en un abrazo colectivo donde no sobra nadie", señaló Talegón, que criticó que su antiguo partido "dice ser de izquierdas aunque luego no hace nada de izquierdas".

Iglesias se reafirma en su negativa
En cualquier caso, las reacciones a la creación en estos últimos días de plataformas para buscar la confluencia –como Ahora en Común– no se han hecho esperar. Este mismo viernes, Pablo Iglesias mostró su "absoluto respeto por todos los proyectos", pero se desmarcó de lo que calificó como "coalición de izquierdas" con IU como "eje vertebrador". "Creo que aquellos que han llevado a nuestro país al desastre les encantaría tener como adversario a una suerte de coalición de izquierdas. Nunca han tenido eso en Podemos y no lo van a tener", sostuvo.

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se mostró equidistante con respecto al hecho de que algunos de sus concejales –como el edil de Participación Ciudadana, Pablo Soto, o Guillermo Zapata– hayan suscrito el manifiesto Ahora en Común, y aseguró que lo habían hecho a "título personal", algo que le parece "muy bien" pero que no representa al conjunto del grupo municipal. "Respecto a las cuestiones de política general no tengo nada que decir", zanjó.

Otros alcaldes, como el de A Coruña, Xulio Ferreiro, o el de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, también se pronunciaron con respecto a Ahora en Común. Ambos manifestaron su simpatía por la iniciativa, si bien plantearon que en Galicia la confluencia debe partir de una futura "marea gallega" similar a las candidaturas de confluencia que se presentaron ya en las elecciones municipales. Ferreiro no quiso profundizar a este respecto, si bien admitió que la posibilidad de presentar una lista unitaria a las generales "se está hablando".

Sobre Izquierda Unida Miranda de Ebro

Web oficial de la agrupacion local de IU Miranda de Ebro, por una alternativa que supere el régimen del 78.
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario