Servicios Sociales reanudará las becas comedor durante el verano.

La preocupación municipal por que los más pequeños tengan acceso a una alimentación digna ha propiciado que el Ayuntamiento de Miranda repita la fórmula que ya ideó el año pasado para ofrecer una ayuda económica en verano a las familias cuyos hijos tengan durante el curso el servicio de comedor escolar becado al 100%.
Aunque en un principio se barajó la posibilidad de abrir un comedor escolar durante el periodo estival para garantizar al menos una comida diaria a los niños de familias con dificultades económicas, finalmente se decidió articular otro recurso que evitase poner en evidencia los problemas de estas familias. Una medida que ya funcionó el pasado verano y que volverá a repetirse durante el presente. Así, según explica la alcaldesa, Aitana Hernando, la situación es la misma y «analizando la situación de la ciudad, su población y su tamaño», abrir un comedor específicamente en verano supondría, a juicio de Hernando, «estigmatizar a los niños y niñas que van a comer ahí, porque no es lo mismo durante el curso, que puede ir todo el mundo, que cuando no hay colegio, para que vayan exclusivamente ellos», expone. Asimismo, se muestra convencida de que esos niños «tienen que comer en su casa, no en un comedor donde se les pueda estigmatizar y si lo necesitan, con ayuda, pero en su casa».
Por eso, el año pasado se redefinió el plan de inclusión social del año 2006 adaptándolo a la situación actual. Pese a que también se estudiaron alternativas como repartir vales o entregar packs de productos a las familias, finalmente se ha optado por repetir el mismo proceso del pasado verano: pedir a los colegios los datos de los niños que posean una beca de comedor del 100% durante el curso. Después, se procederá a cotejar los datos recogidos por Servicios Sociales con los de Cruz Roja y Cáritas «para ver si ya están siendo atendidos por el Ayuntamiento o estas entidades». En caso contrario, se remitirá a esas familias una carta «que no sea invasiva y respete la dignidad de todo el mundo», y donde se indiquen los recursos existentes en la ciudad, «principalmente los de Cruz Roja, con quien tenemos convenio contra la pobreza y la exclusión social», explica la alcaldesa.
También se estudiará desde el Consistorio habilitar el sistema de Ayuda a Domicilio «sólo para casos extremos», detalla Hernando, mientras añade que el año pasado no hizo falta utilizarlo. En verano de 2014, el Ayuntamiento solicitó un presupuesto para que se presentaran ofertas, «de tal manera que los primeros menús salieran gratis al Ayuntamiento» y posteriormente se estableciera un precio «asumible». Será la misma medida que se adopte este año, pero siempre «como último recurso», insiste la regidora municipal argumentando que el hecho de que una familia no tenga recursos económicos «no significa necesariamente que no pueda cocinar. La mayoría de esas familias a lo mejor no pueden comprar los alimentos, pero sí atender a sus hijos en casa, que siempre es lo deseable», zanja.

Sobre Izquierda Unida Miranda de Ebro

Web oficial de la agrupacion local de IU Miranda de Ebro, por una alternativa que supere el régimen del 78.
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario